Pintura intumescente

Aplicación de pintura intumescente. 

La pintura intumescente está diseñada para la protección de estructuras metálicas contra el fuego. Por efecto intumescente (expansión de la pintura), durante un lapso previsto de tiempo (en segundos), se genera una capa de espuma aislante alrededor de la estructura protegida que retarda la acción del calor del fuego.

Los perfiles metálicos tan utilizados en la construcción de estructuras portantes, tienen el inconveniente de la disminución de su resistencia mecánica, debido a la rapidez con que incrementan su temperatura cuando están en contacto con un foco de calor.

La temperatura crítica del acero se considera de 500 ºC. En un incendio rápidamente se alcanza esa temperatura y la estructura no aguanta la carga para la que ha sido diseñado, provocando así un grave peligro para toda la estabilidad de la estructura portante.

Para evitar ésta pérdida de estabilidad, deben protegerse con alguno de los diferentes sistemas homologados existentes en el mercado, tales como pinturas intumescentes, siendo los requerimientos diferentes según tablas de masividad, exigencias actuales y otros aspectos imprescindibles a tener en cuenta para la correcta aplicación ya que los acabados pueden ser de diversas resistencias: RF30, RF60, RF90, RF120, etc…

En cada caso la aplicación y el precio varían mucho. Al finalizar cada obra realizamos un certificado de calidad y micraje aplicado de pintura intumescente, garantizando el trabajo efectuado, ante cualquier futuro problema. Por este aspecto tan importante del certificado, a la hora de elegir una empresa aplicadora es importante contrastar varios aspectos a parte del precio.

Algunas características de la pintura intumescente son que evita el colapso temprano, permitiendo la evacuación de ocupantes y la intervención de los bomberos. El tratamiento se puede realizar en cualquier estructura metálica interior o exterior. Posibilidad de tratar estructuras en lugares complicados y en zonas de producción. Los tratamientos pueden ser realizados en horarios adecuados para no interrumpir la producción habitual, siendo el procedimiento en general muy poco molesto. Aporta seguridad contra incendio. Minimiza la posibilidad de accidentes graves durante un incendio. Aísla el material sensible del calor. Aísla el oxígeno. Es un sistema de protección pasiva. Indicado para toda clase de industria, especialmente las industrias plásticas, textiles y químicas. Industria del petróleo.