Seguridad total para suelos
y superficies resbaladizas

Tratamiento antideslizante para suelos resbaladizos, realizada por técnicos especializados, en que no se requiere obra alguna y la superficie puede transitarse inmediatamente después de su tratamiento. Pueden ser realizados en horarios adecuados para no interrumpir el tránsito habitual, siendo el procedimiento en general muy poco molesto.

¡Convertimos un suelo resbaladizo en una zona antideslizante y segura, sin  cambio estético del pavimento a tratar!

El tratamiento antideslizante provoca una modificación microscópica en la superficie, creando en ella una propiedad antideslizante, sin modificar significativamente la estética del material tratado pero aportando un importante cambio en lo que a seguridad se refiere.

Aporta seguridad en el tránsito y en la utilización de zonas húmedas, ya que reduce el riesgo de caídas y accidentes por resbalamiento sobre todo en zonas donde suponen un riesgo de deslizamiento para las personas.

Este tratamiento antideslizante sobre todo tipo de suelos, escaleras e incluso piscinas bañeras y platos de ducha que pueden en determinadas condiciones de humedad ser peligrosos para las personas. Este tratamiento puede aplicarse en todos nuestros pavimentos así como en cualquier otro pavimento, ya sea porcelánico, mármol, piedra natural…

Especialmente indicado en: piscinas, balnearios, clubes deportivos, vestuarios, gimnasios, cocinas, comedores, halls, pasillos, escaleras, aceras, calles, plazas, naves industriales, rampas, hoteles, residencias, clínicas, hospitales, industria, etc…