Limpieza adecuada del
hormigón con la mejor herramienta

El tratamiento mecánico del hormigón y la preparación de superficies se pueden realizar con diferentes fines.

  • Pulido Superfloor. Pulido de hormigón que ofrece como resultado una superficie lisa y con un brillo natural. Por su alta resistencia a la abrasión es especialmente indicado para zonas industriales y/o públicas de tráfico intenso y frecuente de personas y vehículos. El hormigón puede ser coloreado con multitud de tintes, disponibles en dos tipos: al agua y al disolvente. Los tintes pueden combinarse entre sí, obteniendo una amplia variedad cromática. Estos materiales están basados en polvo, y son totalmente respetuosos con el medio ambiente.
  • Mediante granalladoras, fresadoras y platos diamantados para posterior aplicación de productos y revestimientos con buen anclaje
  • Eliminación de lechadas superficiales del hormigón mecánicamente mediante granalladora la cual elimina por completo restos no deseados tales como pinturas, suciedad, resinas, óxidos, limpiando la superficie perfectamente. Elimina también señales horizontales en pavimentos, carreteras, aeropuertos, etc… Crea una superficie rugosa, mejorando el agarre de vehículos, peatones, carretillas y animales.
  • Fresado de pavimentos de hormigón, desbastando la superficie y logrando corregir irregularidades, hacer rebajes y crear superficies rugosas y compactas.